Candidiasis vaginal

La candidiasis vaginal es una enfermedad infecciosa por hongos cuyo tratamiento suele ser sencillo, siempre y cuando la mujer se atienda de inmediato, con un médico especialista, en vez de recurrir a remedios caseros y a la riesgosa auto-medicación.

Las personas que padecen candidiasis vaginal presentan síntomas específicos derivados de la sobrepoblación de levaduras que afectan la flora natural de dicha parte del cuerpo femenino.

Aunque generalmente las personas desarrollan esta enfermedad por la presencia de las levaduras que ya se encuentran en su ser, también es cierto que la candidiasis vaginal puede desarrollarse por contagio, a causa de la transmisión sexual.

Y dado a que el padecimiento tiene muchos síntomas similares a los que manifiestan otras infecciones vaginales, generalmente se necesita realizar un cultivo en un laboratorio para obtener un diagnóstico certero. A partir de estos resultados el médico recetará el tratamiento más adecuado que puede incluir medicamentos anti-fúngicos, la aplicación de cremas anti-micóticas y de óvulos.

Un consejo muy práctico es evitar, a todo costo, usar ropa de otras personas puesto que esta puede ser una vía para contraer la enfermedad, sobre todo si se trata de prendas íntimas. También hay que tomar en cuenta que el calor, la humedad y usar una vestimenta demasiado ceñida al cuerpo aumentan el riesgo de tener candidiasis.

Por otro lado, es necesario examinar y –si se requiere- tratar a la pareja sexual de la persona que sufre esta condición para evitar que el contagio prosiga.

Si usted tiene prurito en la zona vaginal y nota un desecho blanco y grumoso considere la posibilidad de tener candidiasis. En este caso la recomendación lógica es que haga cita con su ginecólogo para que, cuando antes, ponga remedio a un problema fácil de solucionar.

Candidiasis Genital

La candidiasis genital es una enfermad común y fácil de entender. Basta con ver que se trata de un padecimiento derivado de la sobreproducción de hongos en el área genital del cuerpo de la mujer, particularmente en la vagina.

Usualmente una pequeña cantidad de hombres también pueden presentar candidiasis genital al sostener relaciones con parejas infectadas. En tal caso los síntomas serán picazón, ronchas, enrojecimiento e irritación en la piel que recubre el pene.

Sin embargo, lo más normal es que la enfermedad que se desarrolla en la zona genital aqueje a la población femenina, porque la candida albicans –hongo que causa la candidiasis- habita en la vagina, como parte de la flora que sirve para mantener la zona limpia y evitar la resequedad.

Aunque este padecimiento se manifiesta con frecuencia, es a lo sumo importante acudir con un médico cuando antes, porque la candidiasis genital también puede ser el síntoma de otra enfermedad mucho más grave como el SIDA. Esto se debe a que la multiplicación desorbitante de hongos que causan el trastorno se facilita cuando la persona tiene un sistema de defensas muy debilitado.

Con el afán de evitar mayores problemas a futuro, las mujeres que acuden a su ginecólogo con regularidad tienen una mayor probabilidad de ser diagnosticadas con candidiasis, incluso antes de sufrir los molestos síntomas, que incluyen ardor, comezón y un desecho vaginal blanco y espeso.

Otro dato importante es que cuando la candidiasis penetra el torrente sanguíneo puede provocar un debilitamiento y un malestar generalizado que podrá requerir otro tipo de tratamientos.

Al igual, hay que tomar en cuenta que una persona que ya tuvo candidiasis tiene más probabilidades de repetir el cuadro, por lo que siempre debe estar atenta a cualquier anormalidad en su vagina, así como en el resto de su cuerpo.

Si le interesa conocer más acerca de este trastorno visite la página: >>> Candida Tratamiento

 

Inicio    Contáctenos    Privacidad    Descargo